Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

REDR REDR

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
Está usted en:
  1. Actualidad
  2. Noticias
Bookmark and Share

Noticias

Luis Antonio Sáez, director de la Cátedra de Despoblación de la Universidad de Zaragoza rechaza «victimizar el medio rural» porque «hay posibilidades» en estas zonas

05/07/2019 Área: Desarrollo rural Fuente: 20 minutos

Una Calle De Grisén (Zaragoza)

  • El director de la Cátedra de Despoblación y Creatividad de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) y la Universidad de Zaragoza, Luis Antonio Sáez, ha rechazado "la imagen de victimización del medio rural", al sostener que en los pequeños municipios puede haber dificultades, "pero también posibilidades si se ponen en marcha".

"Hay mucho por avanzar, pero a veces también exageramos las limitaciones, porque las hay también en el mundo urbano y son superables en el mundo rural", ha defendido en declaraciones a Europa Press. Precisamente esta cátedra surgió como foro de debate de esas alternativas para las localidades, un espacio que aporta "rigor" y argumentos, alejado de las "ocurrencias".

La cátedra celebrará los próximos días 10, 11 y 12 de julio una de sus próximas actividades. Será el curso de verano 'Smart villages: desarrollo inteligente diferente', que tendrá lugar en Ateca. "Lo digital lo impregna todo, modifica las formas de estar en los sitios, de consumir y de producir y en el medio rural facilita algunas cosas", ha observado Sáez.

En este curso, varios expertos debatirán cómo beneficia el internet de las cosas y la innovación a las áreas escasamente pobladas donde, "más que la llegada de la banda ancha, es necesario que se use adecuadamente, con una administración ágil y participativa" que contribuya al desarrollo de proyectos y plataformas.

"Ayuntamientos y vecinos podrían ser parte de la solución y la banda ancha es una herramienta para hacer cosas, pero por sí misma no soluciona nada" si la administración y los habitantes se mantienen "pasivos".

Este será uno de los debates que protagonicen el curso de verano organizado por esta cátedra que inició su trabajo a mediados de 2017, gracias a un convenio entre la Universidad de Zaragoza y la institución provincial.

FUERA DEL FOCO

La cátedra "sirve para intentar investigar las cosas de otra manera y aspectos que quedan fuera del foco, dado que lo académico y universitario tiene inercias y limitaciones y se trata de hacer transferencia del conocimiento de un ámbito a otro, que no sea unidireccional", ya que "se puede aprender mucho de la gente que está trabajando en el día a día, de la gestión pública y de los ciudadanos".

Por tanto, la cátedra es "un lugar de encuentro, de hacer investigación y difusión de una manera distinta". Sáez ha sostenido que la despoblación "es una cuestión de mentalidad" y se puede abordar desde distintas perspectivas, como la cultura.

De este modo, la cátedra organizó un concurso de relatos y vídeos para que los ciudadanos explicaran sus impresiones sobre este problema, un certamen del que se convocarán nuevas ediciones; también un 'erasmus rural' para dar a conocer "buenos proyectos" y ayudar a introducir capital humano en las empresas, una experiencia que se desea repetir.

PROYECTO CONGELADO

"Otro proyecto que tenemos congelado, porque va despacio, es llevar a chicos de instituto a conocer ejemplos de éxito en el medio rural, para que vean que igual no hay pizzerías ni hamburgueserías, pero hay agricultores que impulsan sus proyectos, chicas que se adentran en este sector, agricultura ecológica, que hay teatro y creatividad en el medio rural y que uno puede vivir donde quiera, pero no tiene que cerrar la ventana a que se puedan hacer cosas" en los municipios.

Sin embargo, la cátedra está a la espera desde el mes de febrero de que la Consejería de Educación del Gobierno de Aragón apueste por este proyecto. A veces "nos pegamos tiros en el pie y la burocracia es lenta, ineficiente y descontextualizada", ha lamentado.

La cátedra también realiza informes sobre innovación social, fiscalidad, vivienda, expectativas de los jóvenes, casos de éxito y temas que "igual no están tan trabajados por la investigación académica". "Uno puede decir una ocurrencia y no tener argumentos sólidos, pero aquí se introduce un poco de rigor" en el debate, si bien alejado de la "prepotencia que a veces hay en el mundo universitario" e intentando siempre, con las actividades que se proponen, generar espacios de encuentro.

"FALTA DE SENSIBILIDAD"

Sáez ha criticado, asimismo, que se tienda a "hacer espectáculo" con el problema de la despoblación, cuando "hay gente que hace cosas desde hace muchos años, como los grupos de acción local del programa Leader", que trabajan con financiación europea "escasa" y, a veces, "con poca comprensión por parte de la administración aragonesa".

"Hay personas a ras de suelo, alcaldes, ciudadanos", con iniciativas "muy interesantes", pero en el debate sobre la despoblación "lo que falta es rigor y más compromiso, estar dispuesto a trabajar muchas horas, con mucha gente, incluso con un adversario de partido", son necesarias "mejores ideas, no caer en tópicos, porque hay gente que está ahí, con buenos proyectos, pero a quienes por burocracia o por falta de sensibilidad no se les apoya".

"Nos gustaría que las instituciones fueran más ágiles, porque hay proyectos, pero se pasan de plazo. La administración sigue siendo muy lenta" ante iniciativas que necesitan "flexibilidad, comprensión y agilidad", ha dicho Sáez, para pedir a los líderes políticos que "desciendan a estas cosas, que se sientan aludidos por la cotidianidad, porque les gustan los grandes proyectos, pero tener bien engrasadas las cosas es tan importante como lo demás".

El director de la cátedra ha apuntado, asimismo, que el problema en el medio rural "no es tanto la cifra de población, sino que la gente viva donde quiera" y que pueda hacerlo con las mismas oportunidades, ha concluido.

LA PRIMERA EN ESPAÑA

El 26 de junio de 2017 se firmó el convenio por el que la Diputación Provincial de Zaragoza y la Universidad de Zaragoza constituyeron la 'Cátedra sobre Despoblación y Creatividad', la primera de estas características que se creó en España.

Esta iniciativa surgió por la necesidad de responder a una situación de emergencia demográfica en la provincia de Zaragoza donde, fuera del área de influencia de la capital, la densidad no supera los 10 habitantes por kilómetro cuadrado.

Muchos municipios se están viendo muy condicionados en su bienestar, desarrollo e igualdad de oportunidades, por la escasez de personas, por el envejecimiento, y por la baja actividad económica. De hecho, 7 de cada 10 municipios están en riesgo de extinción.

Los objetivos concretos de la cátedra, tal y como figuran en el convenio que la define, son dos. En primer lugar, profundizar en el estudio sobre la despoblación desde enfoques y contenidos menos abordados en las líneas de investigación académicas, primando los análisis de carácter práctico y reformista, interdisciplinar y sobre temas novedosos que muestren una elevada capacidad dinamizadora y creativa.

La otra línea es divulgar e informar sobre los diversos conocimientos, políticas, iniciativas y prácticas que afrontan la desvertebración territorial y social con la meta de generar un debate riguroso en los agentes sociales y ciudadanía que sirva de referencia en la toma de decisiones públicas.

os indicadores de seguimiento seleccionados y su evolución.

"La Agenda por definición requiere de una herramienta navegable, un visor, que permitirá que cualquier ciudadano o ciudadana conozca el progreso de Navarra en la consecución de los ODS a través de gráficos e indicadores", ha afirmado Isabel Elizalde.

Entre los objetivos a cumplir se encuentran, poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria, mejora de la nutrición, así como promover la agricultura sostenible; garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos; lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles, y gestionar de forma sostenible los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y hacer frente a la pérdida de la biodiversidad, entre otros.

Por su parte, el vicepresidente Laparra ha explicado el significado y la adhesión de Navarra a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que es "una hoja de ruta universal aprobada por la Cumbre de la ONU en 2015 para poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia y hacer frente al cambio climático".

Para ello, la Agenda establece 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con 169 metas a alcanzar en el año 2030, abordando las causas de la pobreza y la necesidad universal de desarrollo para todas las personas. Estos ODS son universales y afectan a todos los países, con independencia de su grado de desarrollo, tienen un carácter integrado e indivisible, y conjugan las tres dimensiones del desarrollo sostenible: la económica, la social y la medioambiental.

En Navarra, el Parlamento foral acordó en 2016 impulsar la alineación de las políticas públicas con los ODS y sus metas, y para ello el Gobierno de Navarra creó en 2017 una Comisión Interdepartamental que ha elaborado el Informe sobre el estado actual de los ODS en Navarra y para determinar cuáles son las políticas, programas y actuaciones para hacer frente a los retos que implica la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

En de abril de 2019, el Ejecutivo foral adoptó un nuevo acuerdo para adherirse a la Agenda 2030 y aprobó también el informe de 'Alineación de las políticas públicas competencia del Gobierno de Navarra con la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible'.

Según Laparra, "este informe recoge el estado actual de los ODS en Navarra, realiza un análisis de cada uno y sus metas, y recoge dos orientaciones; la interna, políticas públicas a realizar en Navarra, y la externa, política de cooperación internacional al desarrollo".

Imprimir ficha

Buscador




Copyright © 2008 Red Española de Desarrollo Rural C/ Duque de Medinaceli, 12 1º izda. 28014 Madrid
Tel.: 911 289 748 Email: redr@redr.es