Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Está usted en:
  1. Actualidad
  2. Noticias
Bookmark and Share

Noticias

En busca de cobertura móvil: centenares de pequeños municipios de Castilla-La Mancha siguen sin señal de teléfono

18/06/2018 Área: Nuevas Tecnologías Fuente: ABC CLM

  • Centenares de aldeas de Castilla-La Mancha siguen sin señal móvil. Las Rinconadas (Cuenca) es una de ellas, aunque espera conseguirla «pronto».

Artículo de Mariano Cebrián, publicado en ABC Castilla-La Mancha.

En Las Rinconadas -pedanía de Santa Cruz de Moya (Cuenca), con 33 habitantes- te llevan casi siempre al huerto. Esta escena, que parece sacada de Amanece, que no es poco -película del director albaceteño José Luis Cuerda-, se repite a diario entre los lugareños y visitantes de esta pequeña aldea ubicada en la Serranía Baja conquense, en el valle del río Turia, lindando ya con la Comunidad Valenciana.

¿Y qué tiene el huerto de Las Rinconadas? Pues frutas y hortalizas, como viene siendo habitual en estos lugares, y también algo muy valioso en los tiempos actuales: cobertura móvil.

Esta pedanía, que se encuentra a 7 kilómetros de Santa Cruz de Moya (300 habitantes), es uno de los centenares de pequeños núcleos de población rural de Castilla-La Mancha que siguen sin un servicio de telefonía y de internet de calidad.

Sin embargo, Las Rinconadas puede dejar en breve de formar parte de esa lista negra de la telefonía móvil ya que, por primera vez, llegará allí cobertura para sus dispositivos. El Gobierno de Castilla-La Mancha se ha comprometido este año a dotarla con este servicio, después de instalar una antena con tecnología 4G, hace nueve meses, en aquellos agrestes parajes.

Uno de los beneficiados de esa actuación será Sergio Pérez (43 años), vecino de esta agradable aldea conquense, donde llegó procedente de Barcelona con su mujer, Sonia (41 primaveras) hace 12 años -un año después de que llegara allí internet-. La pareja y sus dos hijos forman la familia más joven del lugar.

La gran mayoría de la población de Las Rinconadas, como sucede en las zonas rurales, la compone gente de la tercera edad, por lo que el caso de Sergio y Sonia es excepcional. Esta joven pareja llegó en busca de una vida más tranquila y eligieron esta aldea conquense porque el padre de Sergio nació allí.

Pero la falta de cobertura móvil es uno de los principales obstáculos. Sergio es monitor deportivo y trabaja de administrativo en la cooperativa agraria de Santa Cruz de Moya, mientras que Sonia, a la que Sergio conoció en Barcelona, es funcionaria y trabaja como pedagoga en la Comunidad Valenciana. Por tanto, los dos tienen que desplazarse desde su residencia varios kilómetros para trabajar.

Del ADSL al 4G

«Nosotros somos de los menos incomunicados en la aldea. Además de teléfono fijo, como el resto de vecinos, sí tenemos internet con ADSL y wifi en casa, aunque muy lento -de 1 mega (Mb)-», cuenta a ABC Sergio Pérez. De hecho, cuando se conecta al 4G con el móvil donde hay señal, va más rápido que la conexión de internet en su vivienda.

Este aldeano es también la persona de confianza en Las Rinconadas del alcalde de Santa Cruz de Moya, Virgilio Antón. El edil, del PSOE, afirma que «tener cobertura móvil en un lugar depende de las compañías de telefonía, que son las que deciden poner una antena repetidora. No es lo mismo instalar un receptor en una ciudad o un pueblo grande que en una aldea de 33 habitantes, como es el caso de Las Rinconadas».

El alcalde, que lleva en el cargo desde 2015, reconoce que están contentos porque «dentro de poco» llegará la señal a la aldea. Aunque la antena está instalada desde hace meses, lamenta que «los trámites burocráticos lo ralentizan todo». Y todavía están aguardando el gran día. «Espero que este año se haga realidad por fin porque disponer de esta tecnología en la actualidad es fundamental para el desarrollo rural», expresa el regidor santacrucero.

«Las operadoras de telefonía responden a números y buscan rentabilidad, pero yo entiendo que las administraciones públicas debemos hacer todo lo que está en nuestra mano para evitar estos desequilibrios y el problema que sufren las zonas rurales, donde queremos tener los mismos servicios que en cualquier sitio», afirma Virgilio Antón.

En Las Rinconadas son numerosas las peripecias que los vecinos y visitantes tienen que hacer para conseguir cobertura móvil. Sergio relata que «hay señal en puntos muy concretos de la aldea, aunque muchas veces muy baja. Te tienes que bajar a las huertas, ponerte debajo de un pino o cuando estás en el balcón de casa, a veces coges un poco de cobertura si sacas un brazo fuera».

Esta es la parte cómica del asunto, pero la falta de cobertura móvil conlleva un gran número de problemas. Por un lado, para la gente que llega de otros lugares, tanto turistas como gente que tiene una casa en Las Rinconadas como segunda residencia o lugar de vacaciones, ya que muchos de ellos deciden no hospedarse allí debido a ese mal servicio.

Nuevas empresas y teletrabajo

Por otro lado, la falta de una asistencia sanitaria rápida cuando se produce una emergencia. Aunque todos o la mayoría de los vecinos de la aldea tienen teléfono fijo en casa, cuando alguno de los ellos está fuera de su vivienda y tiene algún percance o urgencia, no se puede comunicar. Pero el «mayor problema» relacionado con la ausencia de telefonía móvil es, a su juicio, «la falta de un modelo de vida o un porvenir, ya que se impide que vengan empresas o el trabajo desde casa», se queja Sergio Pérez.

Ahora que está tan en boga el desarrollo rural y la despoblación, «no basta sólo con hablar de ello, sino también con dar soluciones para combatir este fenómeno, ya que hace 50 años se sabía que se iba a llegar a esta situación», opina el vecino de Las Rinconadas. «Se habla de las aldeas deshabitadas como si fuéramos una tribu perdida que vive en el Amazonas, como algo exótico. Sin embargo, lo que queremos es vivir como la sociedad del siglo XXI sin perder nuestra esencia de ruralidad».

Un problema semejante es el que tienen los 7 habitantes de Las Higueruelas, otra de las tres pedanías de Santa Cruz de Moya, junto con Las Rinconadas y La Olmeda. En esta aldea, que se encuentra a 20 kilómetros de distancia del pueblo al que pertenece, sólo vive Isabel Monleón junto con sus padres, su exmarido y sus tres hijos, además de los que tienen allí su segunda residencia -que suman unas cuarenta viviendas- o los turistas.

Isabel tiene ahora a su padre con cáncer y está viviendo de primera mano los problemas que conlleva estar sin telefonía móvil. Teme que a sus progenitores les surja cualquier contratiempo y no pueda hablar con ellos cuando esté fuera de su aldea. De hecho, cuenta que «hace poco a un hombre le dio un ataque cardíaco en Las Higueruelas y se murió esperando a poder comunicar con el servicio de emergencias».

En las Higueruelas son también variadas las peripecias que tienen que hacer para conseguir señal móvil: desde tener que desplazarse a otro pueblo, para poder hacer una transferencia bancaria con el internet del móvil, a subirse a una colina de la aldea para hablar por teléfono.

Son escenas que bien le valdrían a José Luis Cuerda para otra película

Imprimir ficha

Buscador




Síguenos en

Copyright © 2008 Red Española de Desarrollo Rural
C/ Duque de Medinaceli, 12 1º izda. 28014 Madrid
Tel.: 911 289 748 Email: redr@redr.es Conforme: XHTML 1.0 CSS 2.1
W3C WAI - AA
Accesibilidad

Liberbank

Escudo de Espa�a con el texto: Ministerio de Agricultura, Alimentaci�n y Medio Ambiente Bandera de la Uni�n Europea