Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Está usted en:
  1. Actualidad
  2. Noticias
Bookmark and Share

Noticias

Navarra impulsa un programa para dinamizar el comercio rural, que representa el 45% del total de la región

06/06/2018 Área: Ayudas y Subvenciones Fuente: noticias de Navarra

El 45% de la actividad comercial se concentra en zonas rurales.

El Gobierno foral impulsa un programa para dinamizar este comercio en poblaciones menores de 2.500 habitantes, centrado en 3 clientes: residente, turista y peregrino.

Un reportaje de S. Zabaleta Echarte, publicado en Noticias de Navarra.

El 45% de la actividad comercial minorista en Navarra se distribuye entre las zonas rurales, dividas en seis áreas, con casi 284.000 habitantes;y el porcentaje restante, un 55%, se concentra en la Comarca de Pamplona, que aglutina a 357.000 habitantes, según un informe de la Dirección General de Turismo y Comercio del Gobierno de Navarra, titulado Modelo de Negocio del Comercio Rural. En números absolutos, 3.140 comercios se sitúan en la zona Noroeste, Pirineo, Zona Media, Tierra Estella, Ribera Alta y Tudela;y 3.778 en Pamplona y su Comarca.

El informe se confeccionó para "planificar acciones que impulsen esta actividad en los municipios, potencien su calidad de vida y fomenten su atractivo". El comercio genera más de 36.300 empleos en la Comunidad Foral, entre autónomos y asalariados, de los que casi 3.000 se registran en las poblaciones con menos de 2.500 habitantes, según el Instituto Navarro de Estadística (Nastat). El pasado mes, la Dirección General de Turismo y de Comercio impulsó un programa de transformación del comercio rural, dirigido a personas titulares de comercios minoristas, ubicados en localidades del tamaño anteriormente mencionado. Para optar a participar en esta iniciativa, lanzada tras el análisis de Cein, las personas interesadas tienen de plazo para apuntarse hasta este miércoles. De los aspirantes, Cein escogerá a cinco, y para ello valorará la actividad principal actual del establecimiento, su ubicación en un municipio y área de interés turístico o su compromiso firme de trasformar el negocio, teniendo siempre en cuenta una distribución geográfica equilibrada. A partir del lunes 18, los participantes comenzarán con el asesoramiento y formación para ofrecer en sus establecimientos productos y servicios a tres tipos de clientes: residentes en la localidad y área de influencia, visitantes y peregrinos.

Los comerciantes del programa dispondrán de tutorías personalizadas y analizarán con Cein y agentes locales la situación actual de su comercio, definirán un plan de transformación y se formarán en áreas para adecuar el negocio para ventas físicas y digitales o para la disposición del producto en la tienda. Como ejemplo, un modelo de comercio rural puede englobar la venta minorista de productos de alimentación básica y de primera necesidad, contar con degustaciones, ofrecer información turística de la zona o ser un punto de recogida de paquetería u otros productos para los residentes en la zona.

LOS PERFILES

El informe de Cein define un negocio rural enfocado a tres segmentos de cliente: el residente, el turista y el peregrino. Casi 284.000 habitantes se distribuyen entre las seis áreas marcadas en la Comunidad: algo más de 56.000 en Ultzamaldea, Aralar, Sakana, Baztan, Alto Bidasoa o Bortziriak;casi 15.000 en el Pirineo (Roncal-Salazar, Lumbier, Aoiz y Auañmendi);31.500 en la Zona Media (Sangüesa y Tafalla);algo más de 37.000 en Tierra Estella;casi 57.000 en la Ribera Alta y casi 87.000 en la zona de Tudela.

Sobresale en primera posición la actividad comercial de alimentación, bebidas y tabaco -un hecho evidente para abastecer a sus habitantes-. Cuatro de cada diez negocios se dedican a esta rama, según el informe de la Dirección General de Turismo y Comercio: 1.160 de un total de 3.140, según las altas en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Así los productos locales típicos de cada zona deben convertirse en un reclamo turístico que los comerciantes tienen que potenciar junto a las ofertas turísticas de su demarcación, como así constata el estudio de Cein.

UN AUMENTO DEL 34,5%

Entre 2014 y 2017, los viajeros de la Comunidad que optaron por un alojamiento extrahotelero creció de manera consecutiva, al pasar de los 320.246 a los 431.043 en ese periodo, que ha supuesto un aumento del 34,5%, según los datos de Nastat. Ante esta tendencia, los comercios deben seguir trabajando en sorprender con sus ofertas para contribuir al incremento de los visitantes a casas rurales, campings, apartamentos y albergues. Actualmente, uno de cada tres turistas que se desplaza hasta la Comunidad se decanta por un alojamiento de este tipo: 329.294 proceden de otras comunidades autónomas y 101.750, del extranjero.

BINOMIO COMERCIO-TURISMO

El estudio señala que la zona Noroeste y el Pirineo representan el espacio verde de la Comunidad;la Zona Media destaca por su patrimonio medieval y románico rural, por la micología y la ruta del vino;Tierra Estella, por su atractivo natural y patrimonio cultural;y las zonas de la Ribera Alta y Tudela, también por su paisaje, patrimonio histórico y gastronomía. Las cuatro rutas del Camino de Santiago cruzan Navarra, y los peregrinos también se presentan como potenciales clientes para los comercios rurales.

El año pasado 65.000 personas comenzaron el Camino en la Comunidad desde Roncesvalles, de los que un 70% procedían de otros países. Casi 7.000 fueron franceses;6.278 italianos;5.504 estadounidenses;4.446 alemanes;3.590 coreanos;1.702 canadienses;1.588 australianos;y 1.364 británicos. Estas cifras se corresponden a aquellas personas que sellaron su credencial en la Colegiata de Roncesvalles, sin poder contabilizarse el número de peregrinos que atravesaron la comunidad por las otras tres rutas que abarcan áreas geográficas como Baztan;Sangüesa-Puente la Reina;y Cortes-Camino del Ebro.

CASI 715.000 POTENCIALES CLIENTES

Entre residentes, turistas y peregrinos, los comercios rurales pueden acceder a un grupo de casi 715.000 potenciales clientes. La conveniencia del producto y del servicio, el precio ofrecido, la variedad de oferta y la calidad, según desvela el estudio de Cein, influyen en el comportamiento de compra de estos clientes.

"El modelo de negocio propuesto ayuda a que residentes, turistas y peregrinos resuelvan necesidades puntuales relacionadas con el ocio y la alimentación", define Cein.

El informe de la Dirección General de Turismo desvela que en la zona Noroeste se detecta un exceso de oferta comercial cotidiana (alimentación, bebidas, tabaco;y droguería, perfumería y farmacia) para sus habitantes;pero existe escasez del considerado no cotidiano (muebles y artículos del hogar;textil confección y calzado;ocio y cultura). En esta zona, sobresalen las localidades de Alsasua (105 actividades comerciales), Baztan (97), Bera (90) y Doneztebe (41).

En el Pirineo, la oferta de productos de uso cotidiano, aunque levemente superior, se asemeja a la que hay en Navarra;y el desequilibrio se registra en el comercio no cotidiano (solo una actividad relacionada con vehículos y carburantes y tres establecimientos de ropa y calzado). Los municipios con más actividad son Aoiz (27), Valcarlos (25), Lumbier (19), Esteribar (ocho) y Ezcároz (ocho).

En la Zona Media (Sangüesa-Tafalla) tanto el comercio cotidiano como el no cotidiano "muestran un desequilibrio por el exceso de oferta", analiza el estudio. Para un total de 31.500 habitantes hay registradas 424 actividades comerciales (146 de alimentación, 69 de equipamiento de hogar, otros 69 de ocio y cultura, 55 droguerías, 53 comercios de ropa y calzado, 20 de comercio mixto, siete de otros y cinco de vehículos). Destacan las poblaciones de Tafalla (188 negocios), Sangüesa (64), Olite (57), Larraga (22) y Artajona (16).

En Tierra Estella se observa "un ligero déficit en el comercio de productos no cotidianos", pero "no es muy grande", aclara el informe. El 40% de la actividad es de alimentación;seguida del ocio y cultura, con un 15%. El primer puesto lo ocupa Estella (258 negocios), seguida de Los Arcos (17).

En la Ribera Alta se aprecia una oferta de comercio cotidiano por "encima de lo que se considera equilibrado y una carencia marcada en el resto de negocios", constata el informe. Casi el 46% de los comercios sirve alimentos. Peralta (65) y Lodosa (61) son los pueblos con más actividad. Y en la zona de Tudela, la capital ribera se posiciona como el núcleo con mayor concentración comercial, con 482 negocios, el 51% del total en esta área. Tras ella, se sitúan Corella (73) y Cintruénigo (72). El plan del comercio rural ya está en marcha.

Imprimir ficha

Buscador




Síguenos en

Copyright © 2008 Red Española de Desarrollo Rural
C/ Duque de Medinaceli, 12 1º izda. 28014 Madrid
Tel.: 911 289 748 Email: redr@redr.es Conforme: XHTML 1.0 CSS 2.1
W3C WAI - AA
Accesibilidad

Liberbank

Escudo de Espa�a con el texto: Ministerio de Agricultura, Alimentaci�n y Medio Ambiente Bandera de la Uni�n Europea