Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Está usted en:
  1. Actualidad
  2. Noticias
Bookmark and Share

Noticias

«El fallo no es nuestro», artículo sobre la despoblación de Sandra Fidalgo, técnica de cooperación de Adri Jiloca-Gallocanta

28/03/2018 Área: Exclusión social Fuente: RADR

Artículo de Sandra Fidalgo Martínez, técnica de cooperación de Adri Jiloca-Gallocanta

La despoblación, ese tema que está de actualidad y del que todos los días se escribe.... De tantas soluciones que se están proponiendo, he decidido plantear la mía.

En cuanto suena la palabra "despoblación" un halo de melancolía, desgracia y soledad inunda las imágenes de la televisión y las ondas de la radio, hasta la música con la que acompañan las noticias es para llorar ¡Basta!, ya sabemos cómo vivimos ¡Estamos bien! Solamente somos pocos, en mucho espacio.

Me encantaría que se diera un tono positivo a todo esto, es lo que necesitamos.

Trabajo en desarrollo rural, tratamos de apoyar iniciativas en el territorio, creando un ambiente cooperativo, redes, proponemos soluciones, apoyamos proyectos, unas veces funcionan, y otras no, aunque merece la pena fallar 10 veces por un acierto... Viveros de empresas, espacios coworking, JDR, SSPA, eficiencia energética, encuentros agroalimentarios, dinamización del comercio, formación,....

¿De verdad creéis que con ese tono con el que se habla de la despoblación hacéis atractivo el medio rural? Nadie querría vivir en un sitio así, ni tan si quiera yo. No es una imagen real de nuestro día a día.

Quiero proponer muchísimos temas de los que hablar, podría desarrollar cada uno exhaustivamente, y creo que todos y cada uno de ellos pueden ser motivos de fuerza para decidir el vivir en el medio rural. Allá voy.

La vida en un pueblo es valorar el tiempo, es confiar en nuestro médico, es ir al súper sin dinero y poder decir - "Mañana te lo pago que me he dejado la cartera"-, poder ir a un bar sólo, sin quedar con nadie y encontrar conversación con cualquiera de los clientes, es poder pedirle a tu vecina/o cualquier cosa, a cualquier hora, es poder estar sola a cinco minutos de tu casa rodeado de naturaleza y estar acompañada a otros cinco. Es poder ir en bici al colegio desde bien pequeña, es recibir educación en un colegio minúsculo en el que vas a ser muy importante cada día lectivo, es jugar por las noches de verano en la plaza del pueblo hasta horas escandalosas para niños, es conocer y participar en las costumbres de cada pueblo, hogueras, carnavales, tradiciones, fiestas, hay tantas y tan distintas. ¡Qué me decís de los festivales de Teruel! Es poder visitar a tu abuela cuando sales del trabajo, ver a la familia a menudo. Es que tu tarde dure más, es conocer al alcalde y poder contarle tus ideas para el pueblo, es poder participar en las decisiones municipales, es pertenecer a una asociación cultural que te aportará, sobretodo, comidas populares de productos de la zona, es comprar en la tienda del vecino, con la que se gana la vida, es ayudar a montar la cabalgata de reyes o incluso convertirte en rey por un día, es disfrazarte un jueves para ir al bar y acabar de fiesta con cualquier vecino, es poder cenar un martes en casa de un amigo sin preocuparte por aparcar, ni a la ida ni a la vuelta, incluso ir dando un paseo. Es ir al gimnasio siempre acompañado, es comer verdura de huerto desde mayo hasta noviembre, ¡sin ni siquiera plantarla!, Es embotar tomate, o ayudar a hacerlo, es ir a la inauguración del restaurante de tus amigos del pueblo contiguo, es cenar de vaso los viernes, es sentirte acompañado en una desgracia, es cuidar a los hijos de tus amigos cuando tienen una urgencia, ES SOLIDARIDAD ILIMITADA, es saber vivir con menos, es vivir. Y vivir bien. Nos gusta llamarlo, Calidad de vida. ¡COSMOPUEBLISMO! Así lo llamamos entre amigos...

Esto es sólo un ejemplo de los miles de aspectos positivos que tiene la vida rural, pero parece que ninguno es suficiente para escribir un artículo, esperáis que os contemos el dramatismo pero... El fallo no es nuestro

¿Creéis que en la ciudad no hay soledad? ¿Y Tristeza? Hace unos días, apareció un señor muerto en su casa que llevaba muerto más de una semana, ¡más de una semana! Eso no pasa aquí.

Nos desplazamos entre pueblos. Si, tenemos que ir a la ciudad una vez al mes, si, tenemos poca cobertura, si, pero.... ¿cuántas horas estáis en el coche buscando aparcamiento? Mi primo, muy sabio, siempre dice, que para lo poco que vamos a la cuidad, el mejor gasto es el parking, ¿No hacéis recados una vez al mes que os rompe la rutina diaria? Apuesto a que si, ¿No os sentarían bien unas horas al día sin cobertura? ... Pensarlo. No creo que volváis los veranos por la melancolía, la soledad y el dramatismo que se respira. ¡Os recibimos con alegría!

La infancia en un pueblo, y hablo por propia experiencia, no se paga con dinero y a cambio se recibe aprendizaje, experiencias increíbles, CONTACTO CON LA NATURALEZA, amigos para siempre, mascotas, ¡cuadrillas de primos!

Espero haber aportado un montón de ideas sobre las que escribir o debatir en medios y redes sociales, ¡podría desarrollar todas!

Un pueblo es un mundo lleno de oportunidades, y trabajamos para encontrarlas, me niego a creer que en el siglo XXI, con los avances de los que somos testigos, todos los días y en todos los campos, no se valore nuestra calidad de vida.

Saludos desde el mundo rural

Sandra Fidalgo Martínez. Técnica de cooperación de Adri Jiloca-Gallocanta

Imprimir ficha

Buscador




Síguenos en

Copyright © 2008 Red Española de Desarrollo Rural
C/ Duque de Medinaceli, 12 1º izda. 28014 Madrid
Tel.: 911 289 748 Email: redr@redr.es Conforme: XHTML 1.0 CSS 2.1
W3C WAI - AA
Accesibilidad

Liberbank

Escudo de Espa�a con el texto: Ministerio de Agricultura, Alimentaci�n y Medio Ambiente Bandera de la Uni�n Europea