Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Está usted en:
  1. Actualidad
  2. Noticias
Bookmark and Share

Noticias

Maite González, gerente del Grupo LEADER Adefo Cinco Villas: «En el medio rural se evidencian las desigualdades de género por la falta de servicios públicos que faciliten la conciliación»

07/03/2018 Área: Mujeres Fuente: REDR

REDR entrevista a Maite González, gerente del Grupo LEADER Adefo Cinco Villas, para que nos cuente su experiencia en el Día Internacional de la Mujer.

  

  • ¿Crees que la brecha salarial entre hombres y mujeres es más pronunciada en el medio rural?

Entendiendo por brecha salarial realizar el mismo trabajo por un sueldo inferior, existe evidentemente brecha en el sector primario, que llega al punto de que en muchos casos ni siquiera se reconoce el trabajo de la mujer.

En cuanto al resto de profesiones, no creo que se acentúe la brecha más que en entornos urbanos, entendida (insisto) como menor salario a igual trabajo.

Pero sí globalmente. Es decir, que las mujeres ganan globalmente menos que los hombres creo que es una realidad en el medio rural. Pero en este caso creo que es porque los trabajos que desarrollan las mujeres en mayor medida en el medio rural están peor pagados: comercio, servicios, cuidados a la persona, jornadas a tiempo parcial... Aunque esto mismo sucede en el medio urbano, quizás la diferencia se acentúe por la posibilidad que ofrecen las empresas de mayor tamaño (más presentes en ámbitos urbanos) de ofrecer más puestos de trabajo para profesionales formados, entre ellos mujeres. Desgraciadamente, creo que las mujeres formadas lo tienen más difícil en los pueblos, a no ser que emprendan su propio negocio.

  • ¿Cómo ha sido tu experiencia respecto a la conciliación de la vida familiar y laboral en el medio rural? ¿Crees que se facilita la conciliación en el medio rural respecto a las ciudades?

En el medio rural se evidencian las desigualdades de género por la falta de servicios públicos que faciliten la conciliación debido a la escasez de población. Eso es un hecho: no hay guarderías, comedores escolares, centros de día de mayores... entonces, el trabajo de cuidados que normalmente desempeña la mujer la imposibilita para intentar ni siquiera buscar un empleo remunerado. Por contra, puede suceder que las estructuras de apoyo familiar (abuelos, tíos...) pueden ayudar precisamente a conciliar, ya que realizan ese trabajo de cuidado, supliendo los servicios públicos. Pero creo que no compensa la falta de estos servicios. Y creo, además, que eso debería ser una elección, no una suplantación de los deberes de la Administración.

Mi experiencia propia es positiva, ya que yo vivo en un pueblo grande (Ejea de los Caballeros, 17.000 habitantes) con guardería y la familia cerca. Y es imprescindible para poder desarrollar una profesión de responsabilidad en la que muchas veces hay que trabajar con jornadas flexibles.

  • ¿Crees que en el medio rural se notan más las diferencias de género que en las ciudades?

Creo (o quiero creer) que ya no es así. Sí quizás en otros tiempos, en los que la educación estaba muy sesgada en función del género. E incluso el futuro estaba diseñado por los padres.

Es cierto que el sector primario es un sector mayoritariamente masculino.  Y eso genera una gran desigualdad a la hora de las posibilidades de acceder al empleo de la mujer en este ámbito. A nivel político, quizás también haya más hombres, pero es que en el medio rural hay más hombres y quizás las mujeres de cierta edad no se vean capaces por sus roles tradicionales para presentarse como concejalas. No obstante, esto está cambiando poco a poco, las mujeres jóvenes tienen otra mentalidad, hay alcaldesas (pocas), alguna gerente de cooperativas agrarias.. pero, por ejemplo, en las Cinco Villas no hay ninguna mujer presidenta de cooperativa agraria y dudo de si hay alguna en el Consejo de Administración.

A nivel de juventud, creo que hoy en día los jóvenes de los pueblos son iguales que los jóvenes de las ciudades, tienen las mismas inquietudes y, sobre todo, la misma información a través de las redes sociales. Por lo tanto, no creo que esas diferencias de pensamiento o sentimiento por cuestión de género en el caso de los jóvenes se noten más en los pueblos. Si creo, sin embargo, que hay una regresión general, que no afecta sólo a los pueblos y que reincide en los roles y en la lucha de sexos.

  • ¿Piensas que también el medio rural existe el "techo de cristal" para las mujeres, ese límite invisible autoimpuesto para no progresar laboralmente?

Volviendo al sector agrario, creo que hay un techo (no sé si de cristal, es muy evidente) para que las mujeres progresen, porque es un sector eminentemente masculino. Quizás no tanto para las emprendedoras, que cada vez las hay más en el sector agrario y, sobre todo, agroalimentario.

En cuanto al techo de cristal autoimpuesto, creo que puede existir derivado de los insuficientes servicios de cuidados a personas dependientes, alguien tiene que asumir ese papel de cuidados y, desgraciadamente, siguen siendo fundamentalmente las mujeres.

Y eso sigue provocando una mayor huida hacia la ciudad de las mujeres. Y una menor población activa de mujeres rurales.

  • Define en pocas palabras qué es para ti ser mujer en el medio rural.

No creo que haya que fomentar las diferencias. Creo que somos mujeres, somos personas. Sin más.  No podemos ni queremos estereotiparnos.

  • Soluciones o propuestas para mejorar la situación de la mujer: ¿formación, concienciación, financiación...?

Formación:

Creo que hay que fomentar la educación para la formación sin género. Es decir: si observamos, por ejemplo, los grados de FP que se cursan en Cinco Villas, los grados técnicos (los más demandados por las empresas) siguen siendo elegidos fundamentalmente por hombres, mientras que grados como administración, peluquería y estética o servicios geriátricos son "escogidos" por mujeres. Si observamos, en paralelo, los números de desempleo, resulta que los jóvenes hombres con grados de FP técnicos tienen un paro prácticamente nulo, mientras que el número de mujeres desempleadas es muy grande.

Y esto es trasladable a un nivel superior, aunque quizás con diferencias menos evidentes.

Tenemos que convencer a las mujeres de que no hay trabajos de hombres ni de mujeres, tenemos que fomentar que prueben otros empleos "masculinos". Del mismo modo, habría que fomentar que hombres también probaran esos trabajos "femeninos".

Sensibilización / concienciación:

Creo que hay que fomentar una educación y formación en igualdad con participación de los hombres. Creo que hay que romper los roles, incluso romper los géneros malentendidos. Fomentar la libertad de pensamiento y expectativas. Y eso implica no sólo reivindicar por parte de las mujeres la igualdad en tareas domésticas y cuidados sino demostrar a los hombres que se pierden una parte muy importante de la vida si no se implican en el cuidado y relaciones con sus familiares, se pierden el disfrute e implicación en pos del trabajo y del progreso profesional. Se pierden una parte importante de la vida, quizás la mayor.

Igualmente, creo que hay que fomentar que las mujeres puedan ser fuertes y emprendedoras, si eso va en su temperamento o expectativas.

En resumen, habría que fomentar la igualdad de pensamiento y acción, eso deberíamos fomentar.

Y, tal y como se está comenzando a hacer, visualizar referentes mujeres en todos los ámbitos.

Imprimir ficha

Buscador




Síguenos en

Copyright © 2008 Red Española de Desarrollo Rural
C/ Duque de Medinaceli, 12 1º izda. 28014 Madrid
Tel.: 911 289 748 Email: redr@redr.es Conforme: XHTML 1.0 CSS 2.1
W3C WAI - AA
Accesibilidad

Liberbank

Escudo de Espa�a con el texto: Ministerio de Agricultura, Alimentaci�n y Medio Ambiente Bandera de la Uni�n Europea