Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Está usted en:
  1. Actualidad
  2. Noticias
Bookmark and Share

Noticias

‘Deshabitados’: revolución cultural contra el abandono rural

08/02/2018 Área: Patrimonio Fuente: El Asombrario

  • Recuperar la vieja escuela abandonada, crear un espacio sociocultural y un museo pedagógico... En Bañuelos, un pequeño pueblo de apenas 30 habitantes en el norte de Burgos, han puesto en marcha este novedoso proyecto para atraer visitantes y dinamizar la zona, rindiendo homenaje al que fue su maestro durante la República:Antoni Benaiges. Es la historia que cuenta ‘Deshabitados', un documental sobre lasiniciativas que intentan frenar el abandono de las zonas rurales y que se presenta hoy en Burgos.

Artículo de Silvia Melero, publicado en El Asombrario.

Érase una vez un maestro catalán que llegó a una aldea sin agua y sin luz: Bañuelos de Bureba (Burgos). Encargó una imprenta que pagó de su propio bolsillo y la utilizó como medio de expresión para sus alumnos y alumnas, que aprendieron así a escribir, haciendo sus propios dibujos para la revista que elaboraban entre todos. Les dio la palabra para que construyeran sus propias publicaciones.

Ese maestro republicano era Antoni Benaiges. Aplicaba la técnica Freinet, un modelo que pretendía cambiar el orden mundial creando seres humanos libres, felices y comprometidos, apostando por el texto libre y oponiéndose a los exámenes. En clase con Benaiges se leía poesía. Llevó un gramófono, les enseñó música, bailaban, salían al campo. Pero llegó el 18 de julio de 1936 y el golpe de Estado. El maestro fue arrestado y fusilado por la represión franquista.

Muchos años después, el pueblo donde dio clase rindió homenaje a su memoria, iniciando un proyecto para restaurar la antigua escuela y crear en ella un Museo-Taller Pedagógico de las Técnicas Freinet. La historia del maestro de Bañuelos despertó interés (hay un documental, un libro) y revitalizó el pueblo. Han organizado hasta unas jornadas para profesores de toda España interesados en ese espíritu educativo.

Ahora la Asociación Escuela Benaiges ha realizado el documental Deshabitados,que se presenta hoy, 3 de febrero, en el Museo de la Evolución Humana (Burgos), para poner de manifiesto la problemática de la despoblación y ofrecer alternativas como la suya que pongan freno a la desaparición de estos pueblos. "Queremos llamar la atención sobre la terrible situación de los pueblos (no sólo de Castilla y León) que sufren un abandono que poco a poco los va dejando sin vida. La despoblación del mundo rural supone un abandono de nuestras raíces, nuestras costumbres, nuestra identidad. Son pueblos que atesoran una riqueza cultural que no se podrá recuperar, pues en el momento que desparezcan las personas que ha vivido siempre en ellos, desaparecerá su conocimiento de la tierra, las costumbres, el patrimonio oral, la sabiduría, el folclore". Así lo explica Javier González, secretario de la Asociación Escuela Benaiges.

El abandono de extensas áreas rurales ha llegado a límites alarmantes. Tanto que hasta Bruselas ha dado un toque de atención a España porque en algunas zonas de las provincias de Castilla y León se están contabilizando densidades de población propias del Círculo Polar Ártico. "Socialmente se pierde una manera de vivir que nada tiene que ver con las ciudades, el contacto con la naturaleza, vivir con los ritmos que nos marcan las estaciones y aprender a amar el lugar donde vives. La masificación en las ciudades nos ha hecho perder la identidad, no nos identificamos con el lugar donde vivimos".

Para Javier, precisamente ese contacto directo con la naturaleza que posibilita el mundo rural nos hace comprender su funcionamiento y nos hace conscientes de la importancia de no romper el equilibrio que debe existir entre los seres humanos y el medio que nos rodea.

El documental, realizado por Hugo Atman, cuenta con una banda sonora compuesta por Manel Gil-Inglada y grabada por músicos locales integrando ritmos e instrumentos tradicionales de la provincia de Burgos. Las imágenes y la música captan los cambios del entorno y el ánimo de sus habitantes.

Según Javier, "a través de la cultura se pueden generar focos de atención en los pueblos que están en peligro de desaparición, tenemos la intención de crear una red de iniciativas como la nuestra dentro de la provincia donde podamos intercambiar actividades y donde poder organizar ciclos e intercambios para crear un flujo". En Bañuelos han organizado talleres de imprenta manual, grabado en linóleo, encuadernación, folclore popular y proyección de documentales.

"La cultura es uno de los pilares para revitalizar el mundo rural. Vivir en un pueblo aporta además valores como el contacto directo con las personas, las relaciones son más humanas, la solidaridad se da de una forma espontánea entre los vecinos, son relaciones basadas en la mutua confianza, las puertas de las casas están siempre abiertas", explica el secretario de la asociación. Reconoce que aún queda mucho camino, pues "las administraciones no ayudan en nada, ya que cada vez recortan más los servicios, hacen de los habitantes de estos pueblos ciudadanos de tercera, y cuestiones tan básicas actualmente como una conexión a Internet o cobertura para la telefonía móvil en muchos pueblos es tarea imposible, con lo que se impide que personas que podrían desarrollar sus trabajos desde estos lugares desestimen esta opción".

También vivir en un medio rural tiene sus inconvenientes. "Y más si se procede de un medio urbano, donde los hábitos de vida como la prisa nos han convertido en unos seres totalmente individualistas y competitivos, la adaptación cuesta y no todo el mundo está preparado para ese cambio. No obstante, si se supera ese primer choque y empiezas a apreciar las pequeñas cosas y cambias el ritmo de vida, se puede llegar a formar parte de ese mundo disfrutando de una vida mucho más acorde con la naturaleza y más humana, donde convivir con las personas que se dedican a la agricultura y a la ganadería enriquecería la convivencia. En este entorno ideal asociaciones como la nuestra ayudarían a fomentar la cultura y cerrarían la brecha que siempre ha existido entre la ciudad y el medio rural".

El caso de Bañuelos de Bureba, aunque no es frecuente, no es el único. Hay otros pueblos de la provincia que tienen iniciativas culturales para recuperar no sólo población, también tratan de recuperar el folclore, las tradiciones y la cultura popular.

Deshabitados muestra una visión esperanzadora narrada por sus propios habitantes, personas que han dejado de lamentarse para pasar a la acción, construir alternativas y hacer una firme apuesta: "En la revolución del mundo rural, la cultura es el camino".

Imprimir ficha

Buscador




Síguenos en

Copyright © 2008 Red Española de Desarrollo Rural
C/ Duque de Medinaceli, 12 1º izda. 28014 Madrid
Tel.: 911 289 748 Email: redr@redr.es Conforme: XHTML 1.0 CSS 2.1
W3C WAI - AA
Accesibilidad

Liberbank

Escudo de Espa�a con el texto: Ministerio de Agricultura, Alimentaci�n y Medio Ambiente Bandera de la Uni�n Europea