Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Está usted en:
  1. Actualidad
  2. Noticias
Bookmark and Share

Noticias

Un estudio visibiliza las realidades de las mujeres rurales valencianas

13/07/2017 Área: Mujeres Fuente: Directa

  • La organización valenciana Periferias ha hecho público un informe que pretende, mediante la óptica ecologista y feminista, analizar y dar voz a las vivencias de las mujeres que habitan el mundo rural en Valencia

Artículo de Paula Duran, publicado en Directa.

El pasado viernes se hizo público el estudio Mujeres rurales del País Valenciano. Voces que hablan de trabajo invisible, ecodependència e interdependencia  realizado por la organización valenciana Asociación de Solidaridad Periferias del Mundo. Tal como se menciona en la introducción de este, el estudio "nace de la necesidad palpitante que existe dentro de los ámbitos productivos y activistas, vinculados a la soberanía alimentaria del País Valenciano, de reconocer el papel fundamental de las mujeres en el mundo rural ". La autora del estudio, Sarai Fariñas -sociología y activista en varias organizaciones feministas y ecologistas valencianas-, explica que "sólo el hecho de hablar sobre las experiencias de las mujeres en el mundo rural y de cómo ellas entienden el mundo ya tiene una intención política, ya que es hablar de saberes y prácticas de sujetos históricamente invisibilizados ". Además, destaca la importancia de poner luz sobre "las actividades que ellas hacen y han hecho y ubicar sus vivencias en el centro de la historia, una historia que siempre ha sido contada desde la masculinidad hegemónica".

La autora ha realizado una introspección sociológica a través de los testimonios vitales de cuarenta mujeres del mundo rural, de entre los 34 y los 86 años, representantes de la realidad vivida en las comarcas que habitan

Fariñas ha aventurado a averiguar el papel de las mujeres en el mundo rural en Valencia, la evolución histórica de este y qué situación se da en la actualidad. Para ello, ha realizado una introspección sociológica a través de los testimonios vitales de cuarenta mujeres del mundo rural, de entre los 34 y los 86 años, representantes de la realidad vivida en cada una de las comarcas que habitan. Este variado recopilación de voces ha permitido a la autora detectó que, a pesar de la pluralidad vivencial y geográfica que las caracteriza, los factores que tienen y han tenido lugar en el mundo rural valenciano -y que han repercutido en la vida de estas mujeres- comparten patrones similares, como el patriarcado. Es por esta razón que Fariñas se utiliza de las teorías de la economía feminista y de los ecofeminismos para analizar y hacer entender las obsesiones del sistema capitalista y del patriarcado que han marcado las experiencias vitales de todas ellas.

Este estudio se enmarca dentro del Programa SudTerrani, la memoria de la Tierra, un proyecto de sensibilización de la organización Periferias que, a través del estudio ahora mencionado y de otro realizado en la Parroquia La Esperanza (Pichincha) al Ecuador , compara los saberes y prácticas de las mujeres rurales a los pueblos indígenas de América Latina y en las zonas rurales del País Valenciano. De este modo, el Programa SudTerrani, mediante el análisis comparativo y las teorías ecofeministas, pretende apoyar "los espacios y redes de Soberanía Alimentaria en Valencia desde la solidaridad internacional y el compromiso con la movilización social", tal y como revela Patricia Dopazo, miembro de Periferias, además de poner en marcha "nuevos modelos de desarrollo sostenible en Valencia y Ecuador".

Discernir, seleccionar y transformar

El mundo rural, como bien relata Fariñas, ha sido "el espacio vital por excelencia" donde han predominado "unos valores y costumbres muy diferentes de los valores urbanos hegemónicos" actuales. Contrariamente vinculado a estereotipos como atrasado, primitivo, salvaje, pobre, analfabeto o ignorante, este ha sido el baluarte "de importantes tradiciones y sabidurías autóctonas muy vinculadas a la naturaleza ya la idea de colectividad". En el transcurso de la historia "ha construido y asegurado la pervivencia de tradiciones y sabidurías, forjada por siglos de adaptación al medio", y ha promovido valores "muy vinculados a lo que es comunitario, tanto en la vida social y los cuidados como en el ámbito del trabajo ".

Fariñas hace una crítica a la noción de trabajo "colonizada por el sistema capitalista, donde trabajo es sinónimo de salario", así como destaca que hay una "deuda social de cuidados" histórico hacia las mujeres / Nello Schisano

 Sin embargo, la autora señala que "ruralidad no es sinónimo de sostenibilidad, ni de ubicación de la vida en el centro", y al estudio enfoca la existencia de unos patrones comunes, los de explotación y sobrecarga de trabajo hacia las mujeres. Esta sobrecarga se debe, sobre todo, a la inexistente línea que separa las tareas productivas de las reproductivas en el mundo rural. Por este motivo, Fariñas hace una crítica a la noción de trabajo "colonizada por el sistema capitalista, donde trabajo es sinónimo de salario", así como destaca que hay una "deuda social de cuidados" histórico hacia las mujeres y apunta hacia una necesaria democratización de los cuidados. Según ella, sólo así se puede para hacer frente a "el estrabismo productivista", que lo reduce todo a una "relación monetaria, obviando que en los procesos de producción y reproducción de la vida humana existen relaciones de estima, amor y de dependencia con la naturaleza que hacen posible que la vida continúe ".

El estudio enfatiza en las problemáticas que han aterrizado en el mundo rural a raíz de la industrialización y el éxodo rural, las graves consecuencias de la 'revolución verde' o la pérdida y desposesión de los saberes acumulados durante siglos

Otro de los focos del estudio enfatiza en las problemáticas que han aterrizado en el mundo rural a raíz de la industrialización y el éxodo rural. Las graves consecuencias de la 'revolución verde' o la pérdida y desposesión de los saberes acumulados durante siglos, especialmente el de las mujeres -que sufren una doble desvalorización-, son algunas. Estas problemáticas ponen de relieve que el capitalismo, y el concepto de economía hegemónico que se deriva, han invisibilizado que detrás de cualquier proceso de "producción, distribución y consumo, existe una producción exagerada de residuos y extracción de recursos naturales que ponen en peligro la vida humana y no humana ".

Para hacer entender las vivencias que relatan todos estos patrones, la autora utiliza los conceptos de ecodependencia e interdependencia. Dos conceptos que le han ayudado a coser el estudio y que ha querido evidenciar como necesarios para comprender la vida. Estos hacen referencia a que "los seres humanos dependemos unos de otros para continuar vivos" y que "vivimos gracias a la relación que establecemos con la naturaleza y que ésta tiene unos límites físicos", respectivamente. Aspectos que, según la autora, se advierten mejor en el mundo rural "para que el recorrido de la causa y consecuencia es mucho más obvio y fácil de ver" gracias al contacto y proximidad con la naturaleza.

Respecto a todas estas cuestiones, las mujeres entrevistadas perciben, en mayor o menor medida, las injusticias y los desaciertos sistémicos que sufren, tanto ellas como el entorno que las acoge. Y, como bien señala Fariñas, son las nuevas generaciones de mujeres que se instalan en el mundo rural las que, como una bafanada de aire fresco, "son capaces de reflexionar sobre cómo su papel de actrices en el escenario social puede cambiar el mundo "a través de, por ejemplo, la agroecología y la soberanía alimentaria. Aunque también afirma que las cosas no han avanzado tanto como para que "en la práctica se dan relaciones igualitarias en el mundo rural agrario", la autora concluye que hay pendiente "una reflexión colectiva con todas las mujeres sobre las perspectivas de futuro y la forma de encarar la construcción de una ruralidad más justa para todas ".

Imprimir ficha

Buscador




Síguenos en

Copyright © 2008 Red Española de Desarrollo Rural
C/ Duque de Medinaceli, 12 1º izda. 28014 Madrid
Tel.: 911 289 748 Email: redr@redr.es Conforme: XHTML 1.0 CSS 2.1
W3C WAI - AA
Accesibilidad

Liberbank

Escudo de Espa�a con el texto: Ministerio de Agricultura, Alimentaci�n y Medio Ambiente Bandera de la Uni�n Europea