Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

REDR REDR

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
Está usted en:
  1. Actualidad
  2. Noticias
Bookmark and Share

Noticias

Javier Rico, periodista y autor de la 'Guía de la España rural': «Para disfrutar de verdad del turismo rural debemos integrarnos con la gente del territorio»

08/07/2022 Área: Noticias de los Grupos y Redes Fuente: REDR

Fotografía de Ana Maristany.

Javier Rico, periodista especializado en medioambiente, biodiversidad y desarrollo rural, ha publicado la ‘Guía de la España rural. Propuestas mes a mes', un libro que recorre, a través de 100 propuestas de escapadas sostenibles, los mejores rincones, iniciativas, saberes... de nuestros territorios rurales, de la mano de la población local. La guía también quiere servir también para reconocer el trabajo de todos los grupos de acción local que trabajan por el territorio, los mismos que han acompañado a Rico sobre el terreno, para mostrarle los rincones e historias menos conocidas de sus comarcas. REDR le entrevista para conocer un poco más sobre la labor de investigación desarrollada para la elaboración de esta guía.

  • ¿Qué hace diferente a esta Guía de otras?

Son viajes muy vividos por mí, experiencias personales, de la mano de gente del territorio, a partir de más de 400 reuniones y conversaciones. Una de las máximas del libro, lo que lo hace también un poco diferente, es que nos integremos en el territorio con la gente del territorio. Creo que hoy en día hay un problema, y es que parece que la gente urbanita vamos al medio rural sabiendo ya todo. Wikipedia, aplicaciones, GPS... parece que lo llevamos todo de casa y la gente se pregunta "¿para qué me voy a parar a preguntar?", o "esto que está fuera de ruta, ¿cómo lo hacemos?". No hemos incluido códigos QR en el libro porque quiero que la gente se mueva por ella misma, que pregunte; si no encuentra o sabe algo, que acuda al antiguo método de bajarte del coche y preguntar por dónde se va. Pregunta, comparte con la gente. Que la gente de un pueblo sienta que tiene esos saberes, los comparta... es una forma de dar valor al territorio. Pero estamos muy faltos porque cada vez más, los GPS, las apps, Google maps, etc., nos llevan de cabeza a un sitio y no hablamos, no compartimos; hacemos un turismo rural cada vez más parecido a Bienvenido Mr. Marshall, de quedarse en la piel del viaje, no llegas hasta el hueso. Por eso en el libro constantemente se citan nombres propios, un obrador de mermelada allí, la recuperación de una torre medieval o de variedades de manzana en otro sitio... Va más allá de lo que es el mero paisaje, quiero que la gente conozca los detalles, las iniciativas, que gracias a los Grupos de Acción Local se están potenciando.

  • Hablando de los Grupos de Acción Local, ¿qué papel han tenido en la elaboración de la Guía?

Una de las cosas en las que más insistí a la editorial fue que los Grupos de Acción Local debían estar muy presentes, porque, además, en muchos sitios, son los que me han llevado de la mano para conocer propuestas, iniciativas... que ponen en valor el territorio y han sido desarrolladas por gente local. Y, por otro lado, porque son los más activos en ese aspecto: son los que saben qué se hace, qué se cuece y las necesidades que tiene el territorio. De hecho, en la Guía práctica de cada sitio, la primera reseña que aparece es la del Grupo de Acción Local, porque son un punto de referencia en las áreas rurales y creo que es conveniente que la gente lo sepa.

  • Después de recorrerte la España rural a fondo, ¿crees que hay saberes, formas de vida, conocimientos... que están en peligro de desaparecer o, por el contrario, piensas que esta es una visión catastrofista?

  

Claro que hay una forma de vida en peligro. Me he encontrado infinidad de veces "el último" alfarero, "la última" familia que trabaja el mimbre, "como se muera esta gente que trabaja la artesanía del esparto aquí ya no la hace nadie más"... en muchísimos sitios, lo que es una gran pena. Por no mencionar hablas, lenguas vernáculas (hay una lengua asociada a la resina, otra asociada a la industria de fabricación del trillo...). Si no cuidamos todo esto, si verdaderamente no vemos en ello una capacidad transformadora -pese a ser oficios ancestrales-, esa gente se está yendo, porque no la estamos cuidando. Hay que cambiar esta triste realidad.

  • Tras redactar esta guía y como buen conocedor de la realidad rural, ¿qué te parece el concepto de' España Vacía' o 'Vaciada'?

Yo soy más de la "España Desatendida" que de la "España Vaciada", ¿cómo voy a llenar casi 300 páginas si estuviera vacía? De hecho, cuando he estado con la gente, además de estar preocupados por que reflejara todos los recursos e iniciativas del territorio, lo siguiente que me pedían era que contase su realidad, cómo han ido perdiendo servicios básicos (médico, transportes, educación) con los que antes contaban, y cómo afecta esto a sus vidas. Todo esto va en detrimento de esas tradiciones, saberes, que no se pueden aguantar porque no cuentan con el apoyo básico de las Administraciones. Si los responsables políticos consideran que mantener un servicio de autobús rural en el que va poca gente es un gasto, en lugar de una inversión, nos lo estamos cargando. El patrimonio inmaterial, las lenguas, la artesanía... es vital. Por ejemplo, en el caso de la alfarería en filigrana en Alba de Tormes, me decían "nosotros no queremos que nos den dinero, sino que se invierta en una escuela de alfarería en filigrana aquí, en nuestro pueblo", para que gente joven, y no tan joven, aprenda y ayude a no dejar morir este oficio. Aunque en este aspecto sí soy algo negativo, afortunadamente hay fuerzas que luchan para que esto no ocurra, tanto la persona que tiene 70 años y sigue con este oficio, como los Grupos de Acción Local, para que todo esto no se pierda.

  • ¿Cuál es el papel de la cultura para fijar población y dinamizar un territorio?

  

La cultura y las tradiciones son igual de importantes que el resto de temáticas o problemáticas rurales. La cultura está significando a un territorio, si no, sería muy pobre. Lo peor de todo es que traslademos el modelo de unificación urbanística y cultural, la famosa gentrificación, de lo urbano a lo rural. Si se pierde la alfarería en un pueblo o la artesanía de esparto de la Sierra de las Nieves, que son características de ese sitio, estamos perdiendo señas de identidad y nos quedaremos con un pueblo, muy bonito, eso sí, pero ¿qué más tiene? Si a un pueblo, por muy bonito que sea, le quitamos esas señas de identidad -que pueden ser una variedad de tomate, una artesanía, un sendero entre lagunas, la extracción del corcho...- nos vamos a quedar con pueblecitos de fachada. Es imprescindible para su supervivencia y para revitalizar los pueblos, para mantener el valor que tienen y por qué son importantes en cada zona.

  • ¿Y qué se pierde a nivel económico?

  

Un ejemplo, en la Sierra de la Culebra o en la Sierra de Andújar, cada vez gana más presencia el turismo de naturaleza guiado por gente del territorio. Hay una economía no tangible que es más difícil de percibir. Si tú dejas de salir al monte a recoger esparto, dejas de aclarar el bosque para aprovechar setas, frutos... lo que sea, ni no le damos valor el que se merece, lo estamos haciendo mal como sociedad porque, además, ¡estamos perdiendo dinero! Con los incendios, con la pérdida de diversidad y todo lo que ello supone, más salud, suelo fértil, etc., es una enorme pérdida de dinero.

  • Por último, ¿crees que la juventud es clave para recuperar y poner en valor las oportunidades que ofrece el medio rural?

  

He de reconocer que me ha sorprendido encontrarme a mucha gente joven que, en su día, fueron a estudiar a la universidad en otra provincia o ciudad, y que ahora ha vuelto al pueblo, porque consideran que pueden tener más futuro allí que en la propia ciudad, lo que me parece muy positivo. Esa gente tiene un valor inmenso, porque han vencido a esa inercia constante que te da la sociedad y, en la mayoría de los casos, tu propia familia, que nos vende que el medio rural no tiene salida. Ha salido de ellos mismos, de una reflexión interior que, seguro, les ha costado alcanzar, y más viniendo de haber pasado varios años en la ciudad mientras estudiaban.

Imprimir ficha

Buscador




Copyright © 2008 Red Española de Desarrollo Rural C/ Duque de Medinaceli, 12 1º izda. 28014 Madrid
Tel.: 911 289 748 Email: redr@redr.es

GlobalSTD ISO 9001 System Certified
Sistema gestión certificado