Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Está usted en:
  1. Actualidad
  2. Noticias
Bookmark and Share

Noticias

El ecoturismo en España despega con la Declaración de Daimiel

20/12/2016 Área: Artesanía y Turismo Fuente: Travindy / REDR

A finales del mes pasado se clausuró el I Congreso Nacional de Ecoturismo en España. Este evento contó con la participación de 150 congresistas, 10 turoperadores especializados y el esfuerzo de la administración pública por organizar y emplazar a todos los representantes del sector en Daimiel. Organizado por el Organismo Autónomo de Parques Nacionales, la Secretaría de Estado de Turismo y el Ayuntamiento de Daimiel, ha supuesto el punto de partida para el desarrollo y la promoción del ecoturismo en nuestro país.

Una de las ponencias estrella fue la de Jim Barborak, representante de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) que presentó una visión realista y práctica sobre el presente y el futuro del ecoturismo. Para Barborak "la co-gestión de los territorios, vista como una alianza firme entre los sectores públicos y privados, la no inversión en proyectos ambiciosos y que no predican la sustentabilidad, el desarrollo de programas de incentivos para aquellas empresas que contribuyan a la conservación del medio ambiente y a la mejora de la calidad de vida de la población local" son algunas de las claves para el desarrollo del ecoturismo tanto en nuestro país como en cualquier otro.

Además de la conservación medioambiental, durante los tres días que duró el evento, se puso de manifiesto que "ecoturismo" no es turismo de naturaleza, ni turismo interior, ni tampoco turismo rural, sino algo mucho más integral que implica a la población local y revierte sobre la misma. Según apuntaron algunos miembros de la Asociación para la Promoción y el Desarrollo del Ecoturismo en Castilla-La Mancha "el término ecoturismo se está utilizando erróneamente como una herramienta de marketing o etiqueta porque ser eco, vende más". Esta es sin duda una preocupación compartida por muchos profesionales del sector, tal y como señaló Barborak cuando admitió que el ecoturismo mal gestionado, deja de denominarse como tal y genera impactos culturales adversos "que llegan mucho antes que los impactos negativos a los recursos naturales".

"Los gestores de destinos deberán, apoyados por el sector privado, aprobar políticas turísticas y desarrollar planes de marketing que garanticen el éxito y la incorporación real de la sostenibilidad, dejando de ser un mero término a utilizar para dar empaque a nuestros discursos y planes estratégicos."

Uno de los momentos más controvertidos del evento fue durante la proyección del nuevo video promocional sobre "turismo de naturaleza" de Turespaña donde el murmullo de los asistentes ocupó el espacio libre de la sala. El descontento fue generalizado entre la audiencia, ya que el video quedaba lejos de comunicar y reflejar la esencia del propio ecoturismo, siendo para muchos el ejemplo de lo que "no somos ni queremos ser" en cuanto a turismo sostenible se refiere. La reacción del público puso en evidencia la necesidad de establecer una línea de trabajo entre sector público y privado y una vía de comunicación fluida para que representados y representantes trabajen en la misma dirección.

Pero, reflexionemos. ¿Queremos posicionar y convertir el ecoturismo en un vector de desarrollo socioeconómico o se trata de una obra arquitectónica efímera? Cabe pensar que si la respuesta es ‘desarrollo socioeconómico y conservación medioambiental' la Declaración de Daimiel supone un punto de inflexión para la administración y un aliciente para el sector profesional. Los gestores de destinos deberán, apoyados por el sector privado, aprobar políticas turísticas y desarrollar planes de marketing que garanticen el éxito y la incorporación real de la sostenibilidad, dejando de ser un mero término a utilizar para dar empaque a nuestros discursos y planes estratégicos. Dicho de otro modo, el ecoturismo ahora debe traducirse en acciones concretas y tangibles: regularización, profesionalización, acuerdos de colaboración entre sector público y privado, promoción conjunta, estudios de mercado y un plan de marketing de la sostenibilidad que comunique un mensaje único en un idioma que el turista que nos visita entienda y refleje la realidad y potencial de nuestros recursos.

Y es que en nuestro país disponemos de los recursos susceptibles de ser ecoturismo, contamos con profesionales que pueden dar ese giro cualitativo a la oferta y la demanda tradicional que se proyecta de España como destino. Si la Declaración de Daimiel logra traducirse en todo esto, entonces, podremos pensar que comenzamos a andar por el buen camino y con el esfuerzo conjunto, lograremos que se convierta en motor de desarrollo provocando beneficios tangibles al turista y a la población local, logrando una mayor conservación medioambiental.

Imprimir ficha

Buscador




Síguenos en

Copyright © 2008 Red Española de Desarrollo Rural
C/ Duque de Medinaceli, 12 1º izda. 28014 Madrid
Tel.: 911 289 748 Email: redr@redr.es

Conforme: XHTML 1.0 CSS 2.1
W3C WAI - AA
Accesibilidad

Escudo de Espa�a con el texto: Ministerio de Agricultura, Alimentaci�n y Medio Ambiente Bandera de la Uni�n Europea